Ultimo Momento
NOTICIAS DE ULTIMO MOMENTO!!!
08/07/2018 11:35 | Investigaciones
Cabo José del Carmen: “Lo mejor que tiene la Armada es la gente que la integra”
Imprimir
 
Recomendar
 
Votar
votos
 
 
Cabo José del Carmen: “Lo mejor que tiene la Armada es la gente que la integra”



Cabo primero José Luis Del Carmen en funciones en sala Máquinas
en la Armada nacional.

***************************************************

Trabajando en el control de todas las máquinas que mueven al buque
donde se desempeña.

**********************************************************

Este es el ARA Canal de Beagle, donde se desempeña el marino tucumano.

**********************************************************************


FOTOS: GACETA MARINERA



PUERTO BELGRANO, Buenos Aires (Especial).   La primera Campaña Antártica de Verano del ahora cabo primero José Luis Del Carmen fue durante el verano del 2013 a bordo del transporte ARA “Canal Beagle”; la segunda vez que estuvo en la Antártida fue el año pasado en su actual destino –el aviso polar ARA “Puerto Argentino”– y este año, en el mismo buque. El joven marino tucumano es parte de la Armada Argentina desde hace 8 años; es maquinista especializado en motores y se encuentra destinado en el aviso desde hace 3 años, cuando el buque arribó de Rusia a fines del 2015.
“Pertenezco a la primera dotación del buque, la mitad de nosotros fue a buscarlo a Rusia y el resto lo esperamos en el puerto de Buenos Aires; seguro me quedo un año más acá, es un destino operativo que me gusta mucho y sigo pidiéndolo”, rescató.
El trabajo diario de José Luis Del Carmen, Lucho o el Tucu como muchos compañeros lo llaman, es estar en Máquinas, “nuestra función es siempre la misma  –que nunca cambiaría porque es una linda rutina–  sea una campaña o una patrulla antártica u otra operación naval”, explicó.
“Yo soy ayudante de propulsión y como parte de un equipo cada uno tiene delimitado su trabajo; me encargo de los generadores y los motores principales”, detalló. Cuando el buque navega, el trabajo de los maquinistas se desarrolla la mayor parte del tiempo en las cubiertas bajas; son como topos que no salen mucho a la superficie “pasamos muchas horas acá, es un lugar particular donde existe mucha unión y compañerismo”.


Seis meses en el mar

Contó que a bordo del “Puerto Argentino” este verano estuvo 6 meses en el mar desarrollando una intensa actividad por el sur y en el continente blanco. “Zarpamos en octubre y la navegación se prolongó hasta principios de mayo; estuvimos en Comodoro Rivadavia, Ushuaia y la Antártida”, dijo.
Vio nacer a su primer hijo, Bautista Ezequiel, y al mes siguiente zarpó en su misión. Nunca había participado de una Patrulla Antártica Naval Combinada (PANC) con la Armada de Chile, “es la primera vez que hago esta patrulla, aunque la rutina de trabajo en las máquinas es igual, hay que responder rápidamente a lo requerido; trabajar con otro país siempre es una buena oportunidad para aprender”, destacó.


Patrulla Antártica Naval

La PANC se realiza con el propósito de salvaguardar la vida humana en el mar, otorgar seguridad a la navegación y contribuir a mantener las aguas libres de contaminación. Es una patrulla de las Armadas de Argentina y Chile en el área antártica de responsabilidad común que se realiza todos los años desde 1998.
José Luis confesó que la navegación se hizo un poco extensa pero cuando ve la Antártida, la nostalgia se disipa: “El paisaje es impresionante, la Antártida es hermosa y no todos pueden conocerla; yo siempre rescato lo positivo aunque uno pasa fiestas y fechas importantes embarcado”.
En Bahía Blanca, ciudad cercana a la Base Naval Puerto Belgrano donde tiene su apostadero natural el “Puerto Argentino”, José Luis vive con su señora Valeria y su hijito de 9 meses que nació en Salta, ciudad natal de su esposa. “Con mi señora somos compañeros de promoción, acá nos conocimos en 2º año de la Escuela de Suboficiales de la Armada, y es maquinista igual que yo, aunque ella es más fanática”, se ríe. “Valeria se encuentra destinada en Capitanía de Puerto en Puerto Belgrano, le tocó un destino en tierra por su embarazo y posterior maternidad, pero realmente le dolió desembarcarse, le encanta estar en los buques”, reveló.
Valeria conoce los gajes de la profesión, comparte con su esposo la distancia con su tierra natal y el sentimiento de pertenencia. “La Armada es un desafío para mí, no es un trabajo común; hay que vivirlo para enamorarse. Servir a la Patria es el orgullo más grande, servir a mi país, a mi provincia y a mi gente, porque represento a los tucumanos”, reflexionó.


Acompañamiento en la búsqueda del ARA San Juan

José Luis se reencontró con su familia el 3 de mayo, fecha en la cual retornó el buque a su apostadero. Inicialmente el “Puerto Argentino” tenía la misión de desempeñarse como buque de estación en Ushuaia  –para dar asistencia y hacer el relevo de los puestos de vigilancia en la zona austral y de protección de la vida humana en el mar— pero debió trasladarse a Comodoro Rivadavia, donde fue destacado para embarcar equipamiento subacuático y trasladarlo a la zona de búsqueda del submarino ARA “San Juan”.
De regreso a Ushuaia se lo asignó a la PANC en reemplazo del aviso ARA “Islas Malvinas” que pasó a operar en el rastrillaje del “San Juan”. Así, el “Puerto Argentino” tomó la guardia el 23 de enero al aviso chileno ATF “Lautaro” e inició la tercera fase de la vigésima Patrulla Antártica Naval Combinada.
La embarcación realizó ejercicios de comunicaciones; patrullaje por el Mar de la Flota; tareas de asistencia a la Campaña Antártica de Verano 2017-2018; traslado de personal científico entre las bases antárticas Frey (Chile) y Carlini (Argentina); y junto con el aviso ARA “Estrecho de San Carlos” apoyó el reaprovisionamiento de combustible y alimentos en la base Esperanza; visitó Cámara y Decepción (argentinas) y bases extranjeras en la bahía Guardia Nacional.
El aviso concretó tareas de inspección de buques hundidos en el Mar de la Flota para verificar que no hubiera pérdidas de combustibles o contaminación; y una patrulla al norte de la Península Antártica hasta el fin de la tercera fase de la PANC, el 26 de febrero. Luego, permaneció como buque de apoyo antártico en Ushuaia, a la espera de asistir a otro integrante de la PANC 2017-2018: el patrullero chileno “Marinero Fuentealba”.
En la navegación de retorno a Puerto Belgrano, el aviso asistió a un yate con un pasajero enfermo y se desempeñó como buque de apoyo en el Encuentro Internacional de Grandes Veleros “Velas Latinoamérica 2018” del que participa la fragata ARA “Libertad” junto a una decena de veleros de otros países.
A José Luis le gustaría algún día estar embarcado en la fragata, “es un destino que anhelamos todos los marinos, es un viaje muy lindo donde uno puede conocer muchas personas y lugares; pero me gustaría cuando el bebé sea más grande, porque es una comisión larga”, concluyó.

 
Lejos de Tucumán, cerca de su vocación

José Luis Del Carmen contó que es el primero de la familia en ser militar “aunque a todos siempre nos gustó integrar algunas de las Fuerzas. Mi papá es chofer de colectivo y es de la época del Servicio Militar Obligatorio; como él lo hizo siempre nos incentivó y yo quise ingresar a la Armada Argentina”, introdujo el sanmiguelino.
Estaba terminando de estudiar el secundario en la Escuela Técnica N° 2 y se presentó en la Delegación Naval de su provincia. “Me siento cómodo desde el primer día que ingresé, lo mejor que tiene la Armada es la gente que la integra”, enfatizó.
Y es justamente la gran familia naval aquella que lo motiva a seguir en la Institución, donde son muchos los tucumanos que dejan su provincia para alistarse. “Nunca me voy a olvidar cómo me recibieron los tucumanos cuando llegué a la Armada; recuerdo a un Suboficial Principal infante de Marina quien hace muy poco falleció, él nos abrió la puerta de su casa, sumábamos unos 8 tucumanos los fines de semana. Hoy trato de ayudar a quienes ingresan y transmitir esa unión que él nos enseñó, porque al principio es difícil y complicado llegar del norte solo, pero acá te hacen sentir que nunca vas a estar solo”, valoró.
En el barrio San Bernardo en San Miguel de Tucumán continúa viviendo su familia, sus padres y tres hermanos varones menores a él  –unos mellizos que le siguen y otro más chico–. De Tucumán extraña la cancha, ir a ver a Atlético y San Martín que es el clásico tucumano. “Se extraña el barrio, los amigos, yo viví cerca de la cancha, ahí me crié; es difícil irse de Tucumán cuando viajo… y siempre vuelvo”, evocó.
Además de visitar a sus familiares, pasa por su colegio secundario en la Técnica N° 2 y por la Delegación Naval de Tucumán, “me gusta ir para informar, para que los jóvenes pregunten y se saquen todas las dudas que tengan sobre la carrera”, aportó.
De la gastronomía tucumana José Luis no sólo extraña las típicas empanadas, “yo diría que el sanguche de milanesa es al que no cambiaría por ninguna otra comida”, se ríe recordando el monólogo del sargento Gordillo, contemporáneo humorista tucumano.


Fuente: GACETA MARINERA


 
 
 
ico coment
0  comentarios
DEJANOS TUS COMENTARIOS
Codigo anti spam:
55131
Nombre
E-mail
Comentario
Hasta 500 caracteres
El Sol ABC Digital, no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor.
 




Noticias Relacionadas


Clima
 


Todostreaming Publicite Aqui Todostreaming Publicite Aqui Todostreaming